Preguntas y respuestas frecuentes sobre Deducciones Fiscales I+D+i

Preguntas frecuentes

Nuestra experiencia es la que puede contestarle mejor

En esta sección encontrará respuesta a las dudas más frecuentes que plantean nuestros clientes. Si con ellas no consigue resolver sus dudas, escríbanos y le enviaremos una respuesta personalizada.

General

¿En qué consiste la deducción fiscal I+D+i?
En una minoración de la cantidad que sale a pagar en el Impuesto de Sociedades (cuota integra).
¿Cómo se calculan los porcentajes de deducción?
Directamente sobre los gastos del proyecto, denominados éstos base deducible.
¿Qué tipo de gastos forman parte de la base deducible?
Los gastos directamente relacionados con un proyecto específico y que se apliquen directamente al mismo: mano de obra propia, materiales, subcontrataciones, etc… En este concepto quedan excluidos por tanto los costes imputables de forma indirecta (por ejemplo los gastos generales).
También forma parte la base deducible (de I+D, no de IT), pero con un porcentaje de deducción inferior (del 8%), las inversiones en inmovilizado siempre que estén afectos en exclusiva a las actividades de I+D (v.g.: equipos de laboratorio de uso exclusivo en el proyecto). Se excluye del inmovilizado deducible los terrenos y edificios.
¿Cuáles son los máximos porcentajes de deducción por I+D que puedo aplicarme?
En el caso de los gastos en actividades de Innovación existe un único porcentaje del 12%, eso sí, si se trata de actividades relacionadas con adquisición de tecnología avanzada en forma de patentes, licencias, know how y diseños la base deducible no podrá superar la cuantía de 1 millón de euros.

Pero en el caso de los gastos en actividades de Investigación y Desarrollo el porcentaje de deducción general del 25% se incrementa en un 17%, es decir, hasta el 42%, para la cuantía de gastos que supere la media de gastos en I+D de los 2 años anteriores.

Además, podrá incrementarse otro 17% adicional para los gastos correspondientes a personal investigador dedicado en exclusiva a actividades de I+D.

Por otro lado las inversiones en inmovilizado material también son deducibles en un 8% si se encuentran afectas en exclusiva a actividades de I+D.

¿Hasta cuánto me puedo ahorrar?
Por la vía normal hasta el 50% del impuesto de sociedades (minorado en las deducciones para evitar la doble imposición internacional y las bonificaciones), descontando de la cantidad resultante las deducciones por creación de empleo.

En el caso de que la deducción resultante supere el 50%, es posible acogerse a lo estipulado en la Ley de Emprendedores, que permite superar dicho límite aplicando una reducción del 20% a la deducción.

¿Es compatible con otro tipo de incentivos como las subvenciones y préstamos?
Sí, sólo que para el caso de las subvenciones, éstas han de restarse de la base deducible antes de aplicar los porcentajes de deducción correspondiente.
Dichas subvenciones deben ser imputables como ingreso en el periodo impositivo de los gastos de I+D+i deducibles. A estos efectos, ha de tenerse en cuenta que aunque se trate de subvenciones que no hayan sido concedidas para los gastos de I+D+i que se deducen, si su imputación corresponde al mismo periodo impositivo, han de descontarse igualmente de la base deducible.
¿Cómo calculo el exceso de la media en el caso de gastos de I+D antiguos?
Independientemente de que nos apliquemos deducciones por gastos de I+D realizados, por ejemplo, hace 5 años, a la hora de calcular las medias para calcular el 17% adicional se toman como referencia los años reales en los cuales se efectuaron los gastos.
¿Cuánto tiempo tengo para aplicarme las deducciones I+D+i?
Hay un plazo amplio, de 18 años desde la finalización del periodo impositivo en el que se generaron las deducciones.
Además, el cómputo de dicho plazo podrá diferirse hasta el primer ejercicio que se produzcan resultados positivos, en los siguientes casos: en las entidades de nueva creación y en las entidades que saneen pérdidas de ejercicios anteriores mediante la aportación efectiva de nuevos recursos (sin que se considere como tal la aplicación o capitalización de reservas).
¿Qué son los Informes Motivados?
Los Informes Motivados son informes que emiten principalmente el Ministerio de Economía y Competitividad y el CDTI calificando el proyecto como I+D o innovación y son vinculantes para Hacienda, con lo que se obtiene seguridad jurídica.
En el caso del Ministerio de Economía y Competitividad han de solicitarse expresamente, siendo requisito obligatorio obtener previamente la calificación a través de la certificación de una Entidad Certificadora acreditada por ENAC a tal efecto.
En el caso del CDTI, éste emite Informes Motivados como parte de los incentivos de los que se benefician los proyectos que financian.
¿Existe algún límite para las actividades de I+D subcontratadas en el extranjero?
Ya no existe ningún límite para las actividades de I+D+i que se realicen un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo. Es decir, podría llegarse a subcontratar la totalidad de las actividades de I+D+i en estos países.
Fuera de ese ámbito no es deducible como I+D+i ningún tipo de gasto.
¿Cómo puedo beneficiarme del Informe Motivado que emite el CDTI?
Si el CDTI ha aprobado un proyecto de I+D, emitirá un Informe Motivado. Pero lo hará poco después de la aprobación, es decir, antes de que finalice el proyecto, por lo que los gastos asociados no se encontrarán todavía realizados y definidos.

No obstante, el Informe Motivado del CDTI recoge la previsión o presupuesto de gastos y, por supuesto, valora su contenido, por lo que el mismo es válido para poder aplicarse las consiguientes deducciones fiscales, tal como recoge el apartado 4 del artículo 35 de la Ley del Impuesto de Sociedades. En todo caso, si hubiera desviaciones, el propio expediente de justificación del proyecto en el CDTI serviría para explicarlas, a no ser que fueran demasiado importantes o afectasen al contenido conceptual del propio proyecto.

¿Además de gastos, son deducibles también inversiones en inmovilizado?
Sí, los elementos del inmovilizado material e intangible, excluidos los terrenos y edificios, siempre que estén afectos exclusivamente a las actividades de investigación y desarrollo.
Si bien, la deducción aplicable es menor, concretamente del 8%. Además sólo en el caso de I+D, no para proyectos de IT.
¿El edificio que empleo para realizar el proyecto de I+D es de alguna forma deducible?
Sólo es deducible la amortización de la aparte del edificio que se haya utilizado para la actividad de I+D durante el periodo impositivo en cuestión.

Pero, no obstante, existe una ventaja adicional que, aunque no es deducción, normalmente alcanza un valor superior al que origina la deducción aplicada sobre la amortización: según el artículo 12 de la Ley del Impuesto de Sociedades los edificios podrán amortizarse de forma lineal durante un periodo de 10 años en la parte que se hallen afectos a las actividades de investigación y desarrollo (no IT)

¿Qué puedo hacer si mi deducción es mucho mayor que el Impuesto de Sociedades que me sale?
Básicamente son dos las alternativas posibles:
1. Deducirnos hasta llegar al límite normal del 50% y el resto dejarlo pendiente para impuestos de sociedades posteriores, sabiendo que disponemos de 18 años para hacerlo.
2. Acogerse a la Ley de Emprendedores para aplicarnos la deducción que supere el 50% de la cuota. Dicha deducción se aplicará de forma efectiva en el impuesto de sociedades del año siguiente, según dos tramos:

  • Se reduce el 20% la deducción y se aplica, si llega, hasta el 100% de la cuota íntegra (50% de la cuota restante que quedaba pendiente de deducir).
  • Si la deducción reducida al 20% supera incluso el 100% de la cuota íntegra, se solicita el abono a Hacienda por la parte restante.

Para saber más pinche en el apartado siguiente:

Ley de Emprendedores (Cheque Fiscal)

¿Quién puede acogerse a la Ley de Emprendedores?
Cualquier empresa con gastos de I+D+i en el ejercicio fiscal objeto de declaración que originen deducciones fiscales superiores al límite del 50% de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades.
Para ello, debe cumplir con el requisito imprescindible de contar con un Informe Motivado vinculante para Hacienda y, adicionalmente, comprometerse a cumplir con los siguientes requisitos:
Que la plantilla media o, alternativamente, la plantilla media adscrita a actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica no se vea reducida desde el final del periodo impositivo en que se generó la deducción hasta la finalización del plazo de 24 meses siguientes a la finalización del periodo impositivo en cuya declaración se realice la correspondiente aplicación o solicitud de abono.
Que se destine un importe equivalente a la deducción aplicada o abonada a gastos de I+D+i o a inversiones del inmovilizado material o inmovilizado intangible exclusivamente afectos a dichas actividades, excluidos los inmuebles, en los 24 meses siguientes a la finalización del periodo impositivo en cuya declaración se realice la correspondiente aplicación o solicitud de abono.
¿Cuándo se aplica la deducción si nos acogemos a la Ley de Emprendedores?
Ha de esperarse al Impuesto de Sociedades del periodo impositivo siguiente al de generación de la deducción para poder aplicársela. Es decir, se aplica con un retraso de 1 año con respecto a una aplicación normal si no existiese insuficiencia de cuota.
¿Es necesario declarar la deducción acogida a la Ley de Emprendedores en el IS del ejercicio en que se generó?
Puesto que ha de esperarse, al menos, un año para su aplicación si nos acogemos a la Ley de Emprendedores no es necesario declararlo en el IS del mismo año.
No obstante, el IS ha previsto su posible declaración por adelantado, en el ejercicio que se genera, aunque no pueda aplicarse.
¿La reducción del 20% se aplica sólo sobre la cantidad para la que se solicita el abono?
No, en caso de acogerse a la Ley de Emprendedores, la reducción del 20% de la deducción ha de aplicarse tanto para la parte que se deduce del segundo tramo del 50% de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades como sobre la que sobrepasa el 100% de la cuota y para la que se pide el abono a Hacienda.
¿Existe algún límite cuantitativo de aplicación en el caso de acogerse a la Ley de Emprendedores?
Sí, existe un límite, que no discrimina entre deducción superior al 50% de la cuota y el abono, que es de 3 millones de euros (restringido a 1 millón si son sólo actividades de innovación). Tratándose de Grupos de sociedades este límite se aplica a todo el Grupo en su conjunto (según los criterios establecidos en el artículo 42 del Código de Comercio)
A estos efectos, las cuantías de deducción se consideran con la reducción del 20% ya aplicada.
¿Qué tipos de Informe Motivados son válidos para acogerse a la Ley de Emprendedores?
Cualquiera de los tipos de Informes Motivados a), b) o c) que expide el Ministerio de Economía y Competitividad son válidos. Así también, los que expide el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para los proyectos de I+D que financia.
Adicionalmente, también son válidos los acuerdos previos de valoración emitidos por el propio Ministerio de Hacienda.
¿Existe algún plazo para solicitar los Informes Motivados?
El plazo para la solicitud de Informes Motivados es el mismo que el de la declaración del IS y es improrrogable, así que ha de hacerse dentro de los 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores a la conclusión del periodo impositivo. Esto es, para un periodo impositivo que finaliza el 31 de Diciembre, el plazo finaliza el 25 de Julio siguiente.
¿El Informe Motivado del CDTI sirve para acogerse a la Ley de Emprendedores?
Si el CDTI, Organismo adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad, ha financiado un proyecto a través de su línea de I+D y la empresa beneficiaria se mueve con cuotas íntegras estrechas, es posible utilizar el Informe Motivado emitido por el propio CDTI para poder sobrepasar los límites establecidos en deducciones I+D e incluso pedir el abono a Hacienda acogiéndose a la Ley de emprendedores, tal como se recoge en el apartado 2 d) del artículo 39 de la Ley del Impuesto de Sociedades.
En todo caso, sería necesario adecuar los gastos reales con los que estaban previstos en el Informe Motivado del CDTI.
¿Qué ocurre si cuando tengo que declarar el IS todavía no he obtenido el Informe Motivado?
Si se ha acogido a la Ley de Emprendedores, realmente no podría aplicarse la deducción si, aún habiendo dejado pasar el año pertinente, todavía no se ha obtenido el Informe Motivado. No obstante, en el primer ejercicio fiscal de aplicación de la Ley de Emprendedores (el de 2014, en relación a gastos de I+D de 2013), el Ministerio ha priorizado la emisión de Informes Motivados de proyectos acogidos a la Ley de Emprendedores con el fin de que su emisión fuese anterior a la presentación del IS.

La Pyme Innovadora y las Bonificaciones por Personal Investigador

¿Cuál es la principal utilidad del denominado sello “Pyme Innovadora”?
La obtención de la denominación “Pyme Innovadora” es una calificación de reconocido prestigio que permite compatibilizar para un mismo proyecto de I+D+i las deducciones fiscales y las bonificaciones que mes a mes se vayan aplicando en los TC’s de la Seguridad Social por el personal dedicado en exclusiva. El beneficio, por tanto, es importante en aquellas empresas con una actividad continuada en I+D+i, ya que aúna ahorros en seguros sociales y en impuesto de sociedades. Obviamente, esta denominación sólo la pueden conseguir aquellas empresas que cumplan los requisitos para ser consideradas como Pyme (las grandes empresas no pueden compatibilizar de ninguna forma ambos beneficios)
Además, permite eliminar determinadas barreras administrativas a la hora de optar por financiación pública, facilitando el acceso a la misma.
¿Cuáles son los requisitos principales para ser “Pyme Innovadora”?
El Ministerio de Ciencia mantiene un Registro Público de todas aquellas Pymes que han cumplido con alguno de los requisitos para obtener el sello de “Pyme Innovadora”:

  • Haber recibido financiación pública para actividades I+D+i del CDTI, del Programa Horizonte 2020 o de convocatorias públicas procedentes del Plan Nacional de Investigación Científica en los últimos 3 años
  • Haber obtenido un Informe Motivado de I+D+i en los últimos 3 años
  • Haber obtenido una patente propia en los últimos 5 años
  • Haber obtenido certificaciones de AENOR de joven empresa innovadora (EA0043), pequeña o microempresa innovadora (EA0047) o de sistema de gestión de la I+D+i (UNE 166.002)
¿A cuánto ascienden las bonificaciones por personal investigador y cómo se aplican?
Ascienden al 40 por ciento en las aportaciones empresariales a las cuotas de la Seguridad Social por contingencias comunes del personal dedicado en exclusiva a un proyecto de I+D+i (también válidas actividades de IT) durante el mes en cuestión.
Se aplican de forma inmediata, sobre los mismos TC’s del mes en cuestión.
¿Es necesario cubrir un mínimo de ocupación anual del personal bonificado? ¿Existen Informes Motivados que otorguen seguridad jurídica?
Sí, se necesitan cubrir al menos 3 meses (no necesariamente consecutivos) al año en trabajos de I+D+i para aplicar las bonificaciones en las contingencias de un trabajador.
Cuando se trata de importes altos, en los que se encuentren involucrados bastantes personas y meses es recomendable la solicitud de Informe Motivado al Ministerio de Economía y Empresa. De hecho, sí el número de trabajadores a los que afecta es de diez o más es obligatoria su presentación en la Seguridad Social en un plazo de seis meses desde que finaliza el ejercicio fiscal.

Más información

Quiero conocer más sobre Deducciones Fiscales I+D+i